sábado, 2 de febrero de 2013

Recorrido



Tu mirada:
Inesperada cercanía

Tus manos:
Gotas de sangre marcadas en mis muslos

Tus labios:
Seda húmeda pintada en mi cuello

Tu pecho:
Césped envejecido que me invita

Tus gemidos:
Dolor de bienvenida

Tu cabello:
La plaza de mis dedos

Tu espalda:
Mis pies están heridos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario