martes, 28 de mayo de 2013

Resurrección

Lavaste mis pies para sanarlos
soy la santa trinidad
que cuestiona tus pecados

Destruiste una a una las astillas
soy las llagas de tus manos
removidas

Hermanos que pretenden ser salvados
se desvanecen
ante un grito lujurioso

Desvestiste a la vergüenza apresurado
sin tiempo fui el amor
envejecido

Patricio no te pierdas en las llamas
soy tu nombre

de rodillas perdonado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario